¿Cuál es la pirámide alimentaria adecuada?

Se habla mucho de la pirámide alimentaria como la base de una dieta saludable, pero en realidad hay más de un modelo de pirámide alimentaria y no todos proponen lo mismo. En esta entrada queremos compartir con vosotras/os tres modelos de pirámides que se adaptan a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, más una entrevista a Aitor Sánchez, autor del libro Mi dieta cojea.

A continuación os presentamos las pirámides, bajo las cuales están señaldos los organismos que las recomiendan o elaboran.

piramide-alimentaria-2

piramide-alimentaria-1

piramide-alimentaria-3

Y esta sería la entrevista publicada en ABC:

Carlota Fominaya carlotafominaya

Madrid16/10/2016 01:23h

Ni para adelgazar hay que comer cinco veces al día, ni hay que comer menos grasa, o menos kilocalorías… Uno por uno, el dietista-nutricionista Aitor Sánchez va desmontando en su libro «Mi dieta cojea» todos los mitos de alimentación que escuchamos a diario. Cuestiones repetidas hasta la saciedad en nuestro entorno, en nuestros círculos más cercanos, donde «todos hemos leído y sabemos algo al respecto». Pero cuidado. Según este tecnólogo alimentario, también investigador, educador y formador, «en nutrición, los conocimientos de los que disponemos son bastante provisionales, aunque hay una teoría que nunca falla: para comer sano, hay que ingerir frutas, verduras y hortalizas y terminar con los alimentos superfluos». Y eso, asegura Sánchez, requiere más tiempo, pero no encarece la cesta de la compra. Su filosofía se resumiría en esta frase: «más mercado y menos supermercado».

—En su libro «Mi dieta cojea» usted afirma que la actual pirámide alimenticia no está bien elaborada.

—La pirámide alimenticia que edita la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria, en su versión 2004, es un despropósito de arriba a abajo. Solo hay que ver su iconografía para darse cuenta de esto. Dicha pirámide no sitúa en su base (la zona de mayor importancia) aquellos alimentos que podrían relacionarse con la prevención de enfermedades, que serían en todo caso las frutas, verduras u hortalizas. Por contra, lo que hace es recomendar cereales refinados y derivados a diario. Así, aparecen dibujados dos paquetes de cereales de desayuno, un paquete de harina, pan blanco, pan de molde y pasta, entre otros. Lo voy a explicar con un ejemplo muy claro: la harina, que es solo grano y no tiene germen ni salvado, y por tanto está desprovisto de los nutrientes más importantes, hizo su papel en la posguerra, pero hoy por hoy, no se necesita conservar un alimento durante un largo periodo de tiempo. ¿Qué necesidad hay de insistir en un grupo que nutricionalmente no es muy interesante y que además se consume en exceso en la actualidad?

—¿En qué ha mejorado la nueva versión de la Pirámide de la SENC 2015?

—La nueva versión incorporó alguna evidente mejora, como es la integración de un estilo saludable o la fusión de los lácteos dentro del grupo de alimentos proteicos, donde ahora se invita a poder alternarlos, y las bebidas alcohólicas ya no se encuentran en el apartado «a diario», pero siguen apareciendo junto a los dulces y los derivados cárnicos ultraprocesados. Esta vez, las versiones integrales están mucho más presentes y hacen referencia a todas y cada una de las ilustraciones de cereales. No obstante, sigue siendo el escalón principal de la pirámide.

—¿Cuáles son, según usted, los escalones de la pirámide saludables e imprescindibles?

—Haciendo un análisis dietético cualitativo, podríamos decir que solo dos escalones son saludables e imprescindibles en una dieta saludable: el segundo (con frutas y verduras) y el cuarto (con las fuentes proteicas). Es necesario aclarar también que una dieta puede ser perfectamente saludable sin cereales y sin lácteos. No quiere decir eso que sea conveniente su eliminación, sino simplemente que no son alimentos imprescindibles. Sus nutrientes pueden incorporarse con otros alimentos como frutas, verduras, hortalizas y fuentes proteicas.

—Viene usted a decir que la industria tiene mucha culpa en todo esto. ¿De qué forma?

—Nos venden un montón de alimentos baratos, pero superfluos, y engordantes, y después nos venden alimentos funcionales enriquecidos (con hierro, con calcio, con vitaminas y minerales, con Omega-3) para que corrijamos los efectos. No tiene sentido. ¿Paté con hierro? Es mejor comer tres berberechos o una sardina. Del mismo modo, un cacao en polvo puede anunciarse muy rico en minerales y vitaminas, siendo una simple excusa para ocultar la parte más importante de su composición: un 75% de azúcar.

—¿Qué alternativa propone usted a esta pirámide, según usted, obsoleta?

—Hay otras que priorizan mejor los alimentos que lo merecen y más óptimos a la hora de mejorar la salud de las personas como, por ejemplo: el Healthy Eating Plate de Harvard (plato para comer saludable) donde por cierto se puede observar que se hace referencia a dos únicas ingestas principales: comida y cena. Esta elección tiene su lógico razonamiento, y es que la merienda o la cena suelen ser ingestas en las que no es necesario incorporar muchos grupos alimentarios. Un café, un té, unos frutos secos o una simple fruta son elecciones saludables por sí mismas.

—¿Cómo es ese plato que propone Harvard?

—Las frutas, las verduras y las hortalizas ocupan sin atisbo de duda la mitad del plato. Los cereales refinados están limitados y aquellos que se incorporan están son necesariamente integrales. Cuando se refiere a la proteina, es claro y conciso: evita los procesados. Los lácteos no aparecen como un grupo propio, sino que están limitados en dos de los nutrientes que contienen (agua y proteína). ¿Dónde se encuentran las bebidas alcohólicas? ¿Y los dulces? Ni están ni se les espera. Esta guía es, por tanto, mucho más coherente con el objetivo de fomentar aquellos alimentos sanos o buenos, ya que los grupos que predisponen a enfermedades, o bien no aparecen, o bien están limitados. Por otro lado, aquellos con capacidad preventiva tienen reservado un importante hueco. No hay tantas dudas.

—Volviendo a los mitos que se desmontan en el libro, uno de ellos hace referencia al desayuno, que usted también asegura que no es necesariamente la comida más importante del día.

—Es que se hace hincapié en que la gente desayune sí o sí, y al final acaba desayunando cosas que no son saludables, como los cereales que se venden en los desayunos infantiles en cualquier supermercado.

—Mucha gente se queja de que no es fácil que los niños desayunen.

—Estoy de acuerdo, pero no deberíamos exponerles en demasía a alimentos azucarados como esos. Si quieren un desayuno dulce, les podríamos ofrecer un yogur natural, sin azúcar, pero con plátano, frutos secos (nueces, almendras, pasas desecadas) y canela. Y si no queremos abandonar la rutina de tomar cereales en el desayuno, sería interesante priorizar la avena, mezclada con leche y canela, en forma del clásico «porridge» inglés. Y si al pequeño le gusta más lo salado, una tostada de pan integral y tomate. O huevos revueltos…

—En las guarderías del norte de Europa está prohibido que los padres metan alimentos con azúcar en las tarteras del medio día. ¿Deberíamos copiar algo de su política de alimentación?

—Allí los alimentos que se sirven en los centros escolares es mejor, y está mucho más controlada la publicidad infantil, tienen en marcha numerosas campañas de promoción de la salud y la actividad física… Hasta los planes familiares son distintos. ¡Ni se les ocurriría llevar a los niños al cine a hincharse de gominolas! En el aspecto político, trabajan mucho más el aspecto preventivo que aquí, y apenas tienen sobrepeso y obesidad. Claro que deberíamos copiarles.

—¿Qué medida implantaría usted en las escuelas?

—Mejoraría los menús escolares, y ofrecería clases de cocina.

—¿Y en casa, cuál sería su recomendación más urgente?

—Ponga un frutero en casa. Pero no con manzanas… sino con una variedad de frutas apetecibles. ¿Que le da pereza? Tenga tuppers en la nevera con la fruta ya lavada, pelada y cortada. Tenga en la despensa frutos secos, anacardos, almendras, nueces… Ponerlo fácil es un buen truco para comer sano. Y por supuesto, deshágase de bollos, dulces o salchichas procesadas. Para eso, mejor vaya a la carnicería.

—Usted dice que en nutrición los conocimientos son bastante provisionales. ¿Qué podemos hacer los consumidores?

—Sí. Es verdad que todo cambia, y por ese mismo motivo los consumidores tenemos que tener cuidado con nuestro patrón de consumo. No tenemos más remedio que capacitarnos, familiarizarnos con el etiquetado… Es verdad que comer de una forma sana requiere más tiempo, pero no tiene por qué encarecer la cesta de la compra.

 

Las legumbres, las verdaderas protagonistas de un comer sano

Bajo el lema “semillas nutritivas para un futuro sostenible”, la Asamblea General de la ONU declaró 2016 como Año Internacional de los las Legumbres, para concienciar acerca de sus múltiples beneficios, tanto en el plano de la salud de las personas como en el de la integridad de los ecosistemas rurales, y también fomentar usos nuevos y más inteligentes de éstas en toda la cadena alimentaria.

Las legumbres forman parte de la cultura alimentaria y de la dieta básica en buena parte de las regiones del mundo, y son un ingrediente clave en muchos platos tradicionales, siendo en ese sentido cultivos alimentarios importantes para la seguridad alimentaria de buena parte de la población.

Son una alternativa asequible a las proteínas de origen animal –que presentan un coste más elevado- y, por tanto, ideales para mejorar la dieta en las zonas más pobres del mundo. Pero las legumbres no sólo benefician a la salud humana, sino que también mejoran la del ganado, son útiles en la defensa de la biodiversidad y mejoran la fertilidad del suelo, lo que incrementa a su vez la productividad de las tierras agrícolas y reduce la dependencia de los fertilizantes sintéticos. Ello conduce a una menor huella de carbono y a menores emisiones de gases de efecto invernadero. Sigue leyendo

Un análisis crítico de la alimentación escolar

informe-la-alimentacion-escolar-en-espana-800px

Como ya sabéis, Carro de Combate ha participado en la campaña de Del campo al cole para investigar los comedores escolares y realizar un documental sobre esa temática. Nosotras hemos elaborado un informe que acaba de ser publicado, bajo el título La Alimentación escolar en España. Hacia un modelo más saludable y sostenible, y que puede descargarse aquí. En las líneas que siguen, queremos compartir algunas de las principales conclusiones que hemos extraído de esta investigación.

Sigue leyendo

Presentación Informe Comedores Escolares en España 12 de Noviembre.

imagen-corpartir-whatsapp

Desde las entidades Carro de Combate y Del campo al cole se presentará el Informe sobre Comedores Escolares en España, que han realizado durante los últimos meses. El sabado 12 de noviembre a las 12:00h, en el  contexto de Biocultura en Madrid. Recordaros que hay que inscribirse previamente.

En este evento se presentará como buena práctica la iniciativa Alimentando Otros Modelos que promovemos desde la FUHEM, así como el proyecto de acompañamiento a la Plataforma Ecocomedores de la Comunidad de Madrid financiado por la Fundación Daniel y Nina Carasso e implementado por la cooperativa Garúa.

 

 

 

 

El ‘catering’ conquista los colegios: “Ningún adulto comería 175 días de una bandeja”

Reproducimos el reciente artículo de El Confidencial en el que aparece el proyecto “Alimentando otros modelos” de FUHEM.

Autor: David Brunat

Hay un tipo de cliente que las grandes empresas de restauración luchan por conquistar: los niños que comen cada día en la escuela. Dominados ya los hospitales, los colegios son su última frontera. Un potencial de cinco millones de menús diarios que hace salivar a las multinacionales y alerta a los padres, que entre bandeja y bandeja de precocinados se hacen la pregunta del millón: ¿se está especulando con la alimentación de nuestros hijos? Empresas y Administración aseguran que este nuevo modelo democratiza el servicio de comedor y lo dota de un nivel de seguridad nunca visto. Las voces en contra disienten: comer de ‘catering’ empobrece la calidad nutricional y mata los sabores, perjudicando la salud y los valores alimentarios de los más pequeños. Y ni siquiera sale más barato. José Luis Pazos, presidente de la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA), lanza una reflexión demoledora: “Ningún adulto estaría dispuesto a comer 175 días al año de una bandeja, pero se lo imponemos a nuestros hijos con muy poca reflexión”.

Sigue leyendo

Afirman que pesticidas están presentes en verduras aún luego de ser lavadas y peladas

Una organización de consumidores de Francia investigó en septiembre de 2016 la cantidad de pesticidas presentes en las frutas que están comiendo los niños y la población en general, y descubrió algunas sorpresas desagradables para las familias que buscan una vida sana.

A excepción de los procedentes de cultivos orgánicos o biológicos, estos productos “acumulan muchas moléculas de pesticidas, unos cócteles con efectos potencialmente dañinos para nuestra salud”, destacó el informe de la organización Que Choisir, al presentar su estudio el 22 de septiembre. Sigue leyendo

Proyecto didáctico monitoras de comedor Aragón FES-UGT.

fruits-and-vegetables-1499161_960_720

La Federación de Enseñanza de UGT Aragón ha realizado un interesante y vistoso material didáctico para las personas que trabajan como monitoras en comedores escolares. En el mismo se desarrollan las cuestiones que tienen que tener en cuenta y cuidar los profesionales tanto en los previos como durante los servicios, se apuntan las potencialidades educativas que encierra este espacio (educación para la salud, la interucultualidad y el medio ambiete), así como algunas sugerencias de ideas para poder realizar en el tiempo libre.

Se puede descargar AQUÍ.

 

33 sustancias dañan el sistema hormonal en la comida española

Hoy nos hacemos eco del reciente informe elaborado por Ecologistas en Acción.

twitter-plaguicidas-ok

  • Los plaguicidas contaminantes hormonales presentes en los alimentos exponen a la población a un peligroso cóctel de tóxicos que diversos estudios científicos relacionan con daños en la salud humana.
  • El 28% de las productos analizados tienen residuos de plaguicidas. El porcentaje aumenta hasta el 45% en frutas y verduras.
  • Los Estados europeos votan durante estas semanas una propuesta de la Comisión Europea que puede permitir la presencia de contaminantes hormonales en los plaguicidas.

El informe ’Directo a tus hormonas. Guía de alimentos disruptores’ que presenta Ecologistas en Acción analiza datos oficiales de la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) para alertar del peligro que supone la exposición de la población española a plaguicidas a través de la alimentación. Sigue leyendo

Dame veneno

Dame Veneno es una campaña de VSF-Justicia Alimentaria Global contra la alimentación que nos enferma.

“Los datos de la OMS muestran que de 1980 a 2008 la tasa de obesidad se ha duplicado en casi todas las regiones del mundo. A escala mundial, uno de cada tres adultos padece hipertensión arterial y uno de cada diez es diabético.
Estas son las enfermedades que llevan al sistema de salud al borde del colapso, las enfermedades que harán saltar la banca. Estas son las enfermedades que anulan los beneficios de la modernización y el desarrollo, […].”

Margaret Chan, directora de la OMS, 2012

El factor alimentario se ha convertido en el principal factor de riesgo que está reduciendo la salud y la calidad de vida en el Estado español, siendo causa de enfermedades como la obesidad, la diabetes y enfermedades cardiovasculares. Existe además una desigualdad en la incidencia y afectación de estas según la clase o el género. Sigue leyendo

Reportaje de TVE sobre nuestro proyecto.

healthy-1336513_960_720Con el título “¿Qué hay de menú?”, Comando Actualidad, el programa de reportajes que TVE emitió el 14 de septiembre, abordó la restauración colectiva desde distintos enfoques. Actualmente, seis de cada diez españoles comen fuera de casa. En muchos casos, el ‘catering’ ha sustituido a la tartera y los menús de comedores de empresa, aviones, trenes, colegios y hospitales son elaborados por empresas de restauración colectiva.

En esta muestra diversa, el programa prestó atención al proyecto que FUHEM lleva desarrollando varios cursos escolares, “Alimentando otros modelos”. Una propuesta alternativa que introduce los productos ecológicos y de cercanía en la dieta de nuestros comedores escolares, y que da un paso más allá con iniciativas educativas y de sensibilización, y con la creación de grupos de consumo para las familias de nuestros centros.

Grabado en las instalaciones del Colegio Lourdes, el reportaje sobre el proyecto de FUHEM se puede ver bajo estas líneas. Un reportaje “no precocinado” que incluye luces y sombras, los logros y las dificultades de un proyecto necesario que repercute en la salud de nuestra comunidad escolar y del entorno. ¡Que os guste! ¡Buen provecho!